PANAMÁ Y SU HISTORIA por Vladimir Berrío-Lemm desde 1995.

30 de julio de 2013

LA PLAZA PORRAS DEL BARRIO DE LA EXPOSICIÓN.

Filed under: Panamá - Historia — Panahistoria: Panamá y su historia desde 1995. @ 1:45 PM

Por: Vladimir Berrío-Lemm

El Barrio de La Exposición, dentro del Corregimiento de Calidonia, dio origen a la urbanización de las afueras de la ciudad de Panamá a partir del inicio de excavaciones del Canal de Panamá en 1904, porque con el material excavado, se pudo rellenar los terrenos cenagosos, las marismas y ciénagas que existían entre el Muelle Fiscal, Guachapalí, y aledaños hasta la desembocadura del Río Matasnillo, siguiendo la amplia curva del fondo de la Bahía de Panamá.   El relleno empezaba casi por donde está la Avenida Central frente a la Basílica Menor San Juan Bosco, bajando las actuales Avenida Perú, la Cuba, la Justo Arosemena, la México y finalmente la Avenida Balboa.  Luego de la Balboa, una amplia acera con franja verde, asientos y distinto tipo de tapia o barandales para sentarse a disfrutar el sol, el viento, el sonido del mar y por supuesto, ver el mar.

El relleno se inició a instancias del gobierno de Manuel Amador Guerrero, nuestro primer presidente, y se consolidó en el primer período del Dr. Belisario Porras, quien de sus viajes aprendió que una ciudad costera requiere una avenida que además de solucionar el tránsito vehicular, fuera un paisaje relajante.  Para ello contrató los servicios del Arquitecto Leonardo Villanueva y Meyer, llegado a Panamá años antes, y le pidió diseñar una avenida costanera.  Originalmente estaba planificada para tener tres carriles de ida y tres de vuelta con jardín al medio y jardines en ambas aceras.  pero las críticas habidas por las innumerables y grandes obras de este Presidente, ordenó primero, que no se completara hasta el Matasnillo, y segundo, que se dejara de 2 carriles en cada dirección más una gran franja verde al centro para ser arborizada.

Porras realizó unas 103 obras en sus tres períodos presidenciales de 4 años cada uno.  Llega a parecer mentira pero muchas de ellas están vigentes hoy día.  No todas con sus edificaciones originales.  Las que sí tienen sus edificaciones originales: la Casa Porras, la Embajada de España, La Procuraduría de la Administración, la Gobernación de la Provincia de Panamá, la Embajada de Cuba, el Archivo Nacional y por supuesto, el complejo de 4 edificios originales del Hospital Santo Tomás de Villanueva al que se añadió el pabellón Carlos J. Finlay y luego el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud.

B_Porras

Como ya se planteó en un esbozo biográfico que hicimos a pedido de la Gobernación, y que está en este blog, el Registro Público, las Cédulas, el Registro Civil, la codificación nacional  y un verdaderamente larguísimo etcétera nos asegura que el Dr. Porras construyó las bases de la República de Panamá para el Siglo XX.   Indiscutiblemente.

Fue además  arrasador caudillo del partido liberal panameño y persona beligerante en asuntos del bien común y la salvaguarda de la Patria.  En fin, ¿de qué podríamos hablar aquí que ya en otro post hiciéramos mejor?

La idea es que cuando se escuche hablar insistentemente de Porras, se entienda que no es por capricho ni por idolatría, sino por merecimiento.

Cundo murió finalizando la década de los ’40s, la Nación lo lloró.  El Estado, consciente que no era una persona cualquiera, decidió honrar su memoria en un sitio emblemático: La Exposición.   Allí, en la plaza de actos, que fuera hasta entonces la Plaza Cervantes, frente a la antigua Casa Porras y cerca de varias de sus principales obras, se decidió erigir su monumento para la posteridad.   Fue entonces que la Universidad de Panamá, que recién acababa de adquirir un globo de terreno para sus futuras instalaciones pidió que el monumento a Cervantes les fuera adjudicado.

Se contratan los servicios de un escultor español de mucho renombre en la época, Victorio Macho, y empieza la aventura de perpetuar la memoria del héroe nacional, un verdadero soldado de guerras sin armas, sin muertos ni heridos.  Como los grandes héroes panameños de la Independencia de 1821, que supieron declarar y mantener la declaratoria de Independencia sin derramar una gota de sangre, cualidad envidiable que se repite en la declaración de separación de 1903, con la cual reasumimos la soberanía malamente delegada en Colombia.

Ahora, unas fotos del monumento, que pese a su sencillez, tiene mucho que decir.

100_281 2

En primera instancia, se decidió utilizar la antigua Plaza Cervantes para honrar su memoria.  Pero dos monumentos importantes no era algo recomendable en el mismo predio.  De allí la polémica de qué hacer con el de Cervantes, resuelto por la Universidad de Panamá.   Habiéndose removido el Monumento a Cervantes, quedó la plaza disponible.

100_2808

Decíamos que entonces se acordó contratar los servicios de un famoso escultor español, radicado en Lima, Perú, en 1946.   Él fue el más alto representante de la escultura contemporánea en su país, si bien polémico y discutido.

Escultor Victorio Macho en su estudio en Placencia, luego de regresar a España

Escultor Victorio Macho en su estudio en Toledo, luego de regresar a España.   http://www.juancristobalescultor.es

Sabiendo la superficie y configuración de la manzana donde estaría enclavado el monumento, Victorio Macho propuso que el rectángulo fuese una gran cruz de cemento con centro realzado por otra cruz concéntrica, que conformaría cuatro avenidas para dirigir al visitante hacia el monumento.

100_2810

Una explanada artificial para lograr nivelar el monumento, sería de rigor por el declive natural del terreno.  Por lo demás, se respetaría ese declive sólo modificándolo donde hubiesen avenidas.   Quedaban, por tanto, cuatro buenas áreas libres para hacer derroche de jardinería.  Y todo quedaba enmarcado por una acera cómoda con bancas.

100_2811

Los bordes de las avenidas y la plataforma siempre se recomendó sembrarlos con algún tipo de seto con plantas tropicales que taparan los bordes y no sobrepasaran más de un metro de alto.  Una cosa es adornar, y otra poner a competir las plantas con lo construido.

100_2812

El lugar sería, como ya lo era, un sitio de encuentro de los transeúntes nacionales y extranjeros, a donde descansar un rato, a donde hablar, a donde citarse los enamorados…  Debía tener un tipo de iluminación apropiada para ver razonablemente por dónde se camina, el monumento en sí, y al mismo tiempo guardar cierto carácter tenue en las noches.  Desde siempre se ubicó en el frente de la Avenida Perú una parada de autobuses, por lo que de ese lado en  particular se requería luz.

100_2817

Al estar en todo el centro del terreno, el escultor se percató de la necesidad que el monumento fuera transparente y notorio por todos lados.  O sea, que quien pasara  por el frente viera algo, quien pasara por la parte de atrás viera algo, y que quienes transitaran por las aceras laterales, notaran que algo importante estaba en el centro, invitándoles a acercarse.  Fuera de ello, hubo de aprender quién era Belisario Porras.  Y lo que le quedó muy claro fue que era un gran admirador y cultor de las mujeres.   Las amaba respetuosa pero terriblemente.

100_2818

Otra idea central era reflejar el norte de aquel caudillo liberal y persona altamente admirada entre los panameños.  ¿Qué pose sería la mejor para representarlo?  Lo más acertado era de pie, vestido de época, con los brazos en un movimiento de descanso luego de una frase llena de vida y de ímpetu en uno de sus discursos, donde se agigantaba mirando a la muchedumbre congregada frente a él.   Hay grupos de personas, casi siempre religiosos o anárquicos, que manifiestan que no debe gastarse el dinero de todos haciendo estatuas a personas que también fueron malas.  Que eso es endiosarlas.  Bien, el mundo sería muy triste y aburrido si no estuviera sembrado de estatuas que nos permiten saber quiénes son los constructores y defensores de las diversas nacionalidades.  Toda obra hecha por el ser humano tendrá defectos como defectos tendrán siempre los seres humanos.  La idea, precisamente, es honrar la memoria de personas que supieron sobreponer sus buenas cualidades a las negativas.

Ciertamente como ser humano, y cristiano, Belisario Porras era un pecador.  Pero si toda persona que peca dejara el legado de buenas obras que dejó él, no serían sólo dignas de un monumento sino de imitación por las generaciones posteriores.   No es endiosarlos.   El ser humano es muy visual.  Lo más que puede abstraer es la noción Dios.  Pero viendo la escultura de una persona que vivió antes y que hizo cosas buenas que también quedaron escritas, sirve de estímulo para imitar sus buenos ejemplos.  Tal es la función de las estatuas y pinturas de santas, santos, mártires y advocaciones marianas en los templos católicos: recordar a quienes dijeron sí al llamado universal a la santidad, y que lo lograron.

100_2819

Estas dos fotos que parecen fuera de contexto, nacieron de la necesidad de hacer un homenaje a estos dos grandes hombres cubanos, y se eligió hacerlo en la parte posterior de la manzana por la feliz coincidencia que colinda con la Embajada de Cuba.

100_2820

100_2821

Para Porras era muy importante que el pueblo llano así como el ilustrado entendiera que decir “libertad, libertad” no encerraba ningún misterio ni consistía un deseo que se hacía realidad.   Que la libertad era uno de los pilares de la vida humana porque con ella se podía caminar hacia la felicidad.   Pero ninguna verdadera libertad era gratis.   La libertad es algo nuevo entre los seres humanos, y no inició su concepción y posterior parto en cada pueblo que la posee, sin antes haber logrado LA DEMOCRACIA.  Por tanto, la Libertad era hija de la Democracia.  Y estos conceptos son femeninos en castellano.  El escultor supo aprovechar esta feliz coincidencia para el monumento.  Dos mujeres.

100_2822

Pero, ¿Cómo introducir dos mujeres para honrar a un hombre?  ¿Cómo lograr que no se viera como un homenaje machista?  Y además, estos conceptos son crudos, reales, desnudos, porque siempre se ha sabido que lo que se les añade, los corrompe y pierden su naturaleza.  Por lo que las mujeres habrían de estar desnudas.  Debían tener razones muy especiales para que quien las viera, no criticara el simple desnudo.  Y si iba a representar a Democracia y Libertad como mujeres, sabiendo que la última es hija de la primera, debían verse parecidas pero con claras señales de diferencia en edades y condición.

100_2823

100_2824

Luego, la estatua de bronce que presidiría el monumento no debía llevar las mujeres a sus pies pero tampoco como sus iguales porque creaba confusión.   Y por encima, ¡impensable!… a menos que ellas ayudaran a ilustrar los ideales porristas.   Entonces, a la par de Porras irían un par de columnas, no propiamente obeliscos, los pilares del ideal de Porras, cada una con una palabra grabada en el mármol: Democracia a la izquierda y Libertad a la derecha, y sobre ellas, dos mujeres, la Democracia una hermosa matrona cuyo cuerpo denotaba maternidad y no ser tan joven.  La otra, igualmente desnuda mostraría los rasgos de una virgen fuerte pero inocente.  Para dar fuerza a la idea, ellas formarían con las columnas, un marco a la estatua de Porras uniendo sus brazos para sostener una antorcha, símbolo de la luz que debe seguir la Nación.

100_2825

FRENTE 1

DISQUISICIÓN: Hoy en día la plaza está mejor que nunca.  A título personal, recuerdo cuando asistía a clases a la Escuela Primaria Don Bosco, a sólo 160 metros del sitio y a menos de 350 del apartamento en que vivía, la ciudadanía capitalina esperaba la llegada del día del libro, porque sabía que fuera la Alcaldía, la Gobernación o el Ministerio de Educación declararía la Semana del Libro, y el sitio elegido era toda la Plaza Porras, en donde se instalaban multitud de kioskos y micro-stands donde se traían libros de muchas editoriales internacionales de habla hispana, inglesa y francesa: ¡era una delicia deambular comprando impresos a precios realmente módicos!  Al no haber jardines, sino áreas verdes, el daño era mínimo y se sanaba en menos de un mes.  Largos cables se extendían sobre la plaza con bombillas y se lograba un ambiente de feria sin igual, pues a los pies del monumento había bandas que cada día interpretaban su repertorio musical.

FRENTE 2

Porras sería representado sin anteojos para evitar un engorro visual.  Estaría vestido de fin de siglo XIX con chaleco y cuello de pajarita, mirando de frente y con un pie ligeramente adelante del otro, para dar una sensación de movimiento, completado con la flexión de su pierna izquierda.  El brazo derecho y la caída natural de la ropa terminan de darle plasticidad.

FRENTE 2a

Todo debe llevar a mirar hacia la estatua de Belisario Porras.  Por ello, el pedestal donde está representado y las columnas laterales, al centro tiene un soneto escrito por Ricardo Miró, con una hermosa guirnalda de laureles que hacen mirar hacia arriba pese a que también permite leer con comodidad el escrito

FRENTE 2c

Desde distancias considerables se puede leer completo el Soneto.   Recordemos que los sonetos son una composición poética de cuatro estrofas, los dos primeros de 4 versos y los dos últimos de 3.  Intentar leerlos a 4-6 metros de distancia crea una sensación especial, distinta de verlo de muy cerca.  Es un monumento grande, así que estar cerca hace que pierda la  gracia y puede llegar a sentirse como una experiencia aplastante.  Pero de lejos se puede observar los detalles mucho mejor.  Así podremos ver que los laureles, algo artificialmente rectos, están atados con cintas en varias partes.

FRENTE 2d

Igualmente veremos que el escrito está hecho a la antigua, o sea, en lugar de escribir DE, la E está dentro de la D.  Y también en vez de escribir LE o terminaciones en LE, la E está encima de la L.  Se prefirió no tildar las palabras por estar en mayúsculas, pero sí tiene los signos de puntuación básicos.

FRENTE 2e

El conjunto para un lector hace que el significado sea fácil de captar: “Ah, este señor luchó porque la democracia y la libertad fueran la directriz del país”.

FRENTE 3

FRENTE 3A

FRENTE 5

En este ángulo es innegable la unidad de las mujeres en el ideal porrista.  Durante sus administraciones presidenciales, fue notorio el auge de mujeres a cargo de la enseñanza en las escuelas.

FRENTE 6

El escultor Macho hizo honor tanto a su apellido como a la fama de amante de las mujeres del héroe a representar: dispuso de mujeres a todo lo largo y alto del monumento.  Mujeres plenas, valientes, arrojadas, sin vergüenza por tener en sí mismas la simiente de la verdad. Ninguna tiene actitudes pudorosas porque ninguna posee inspiración erótica sino majestuosa.  Que siguen y rinden homenaje al hombre que las veía como iguales en la construcción de la nacionalidad.  Sus cabezas, por ello, son altivas pero sin afectación.  Rubens y Rafael no las habrían desechado de sus obras maestras.  Todas las figuras, en mayor o menor grado, tienen la característica de los ojos alargados, casi una firma en este escultor español.

FRENTE 6A

Democracia se muestra como una mujer cuyas caderas y pubis no son los de una virgen núbil, sino de una mujer que conoció la faena del parto, el ensanche de caderas  y la robustez propia de quien cría y trabaja para criar.

Vemos en esta foto una escultura tamaño natural de la Democracia que radica fuera del Museo Victorio Macho en España, Toledo.  www.viajesylugares.es

Vemos en esta foto una escultura tamaño natural de la Democracia que radica fuera del Museo Victorio Macho en España, Toledo. http://www.viajesylugares.es

FRENTE 6B

Libertad por su parte, pese a su concepción renacentista, sí muestra a una joven núbil, de cuerpo más afinado y que todavía no conoce mucho trabajo.  Requiere de la guía sabia de su madre.

FRISO A

El producto de la Democracia y la Libertad es la Paz.  Con la paz crecen las nuevas generaciones y éstas, conscientes que una parte generosa de la República como la conocen, la construyó Belisario Porras durante sus tres períodos presidenciales.  Por ello y muy sabiamente, la cesta en que se le ofrecen los frutos de la tierra, está incluido un niño, el nuevo panameño, el nuevo ciudadano.  Y porras fortaleció las instituciones que promovieran la familia y su permanencia, por lo que es una familia la que hace el homenaje, con un hombre y una mujer trabajando juntos, iguales, apoyando a su pequeño hijo, que viene a representar las nuevas generaciones.

FRISO AA

Según la hora del día pueden verse distintos detalles a estos conjuntos laterales del zócalo frontal.

FRISO AB

La rotundidad masculina y femenina se muestran en plenitud.   Curiosamente el perfil de la pareja nos recuerda el perfil griego antiguo.  Seres humanos desnudos indican inocencia de principios y de objetivos.  Un pudor mínimo en las áreas reproductivas señala el decoro de la autopropiedad sexual.

FRISO AC

El niño se observa en actitud receptiva y algo alegre.  Sus manos denotan una dualidad, tanto estar listo para que lo agarren por ellas como para recibir.  El escultor decidió no complicarse mostrando diversidad de frutas.   Pueden verse una fruta y muchos guineos y una forma redondeada no identificable.

FRISO BA

Del otro lado del zócalo frontal, otro conjunto, pero del que no podría afirmarse forman una familia.  Comparte la desnudez llana y fuerte, pero no es la misma situación.   No están saludando al caudillo, al héroe.  Están yendo hacia él pero para llorar su partida.    La corona fúnebre que se ofrece, es ante todo, para un triunfador.  El hombre de pie muestra y habla a su hijo de la figura por quien se llora y se aflige la gente.  Y detrás, tal vez un hombre joven, muestra el desaliento, como si se hubiera apagado una luz en el camino.

FRISO BB

Igualmente según la hora del día, las figuras adquieren o dejan mayor expresividad.

FRISO E

Esta foto nos permite ver las similitudes y diferencias entre los dos sujetos, el hombre y el niño camino a la adolescencia.

FRISO F

El escultor no quiso desaprovechar la oportunidad de poner su firma en el barro con que se hizo el molde para vaciar el bronce.  Y así sabemos que es Victorio Macho, que estaba en Perú, y que lo hizo en 1947.  Nació en España en 1887 y en razón de las revueltas en España, se traslada buena temporada a América donde realiza muchos monumentos.  Luego regresa a su patria, donde morirá en 1966.  Igual que Mariano Bennlliure y Miguel Blay, posee un catálogo de su extensa obra dividida entre España y América.

FUNDIDOR

Nos comentaban que, aunque casi no se entiende, el fundidor en Lima, Perú, también quiso dejar su huella.

P BOCAS DEL TORO

Otra manera de regodearse con este monumento, y hacerlo abundante de mujeres desnudas. fue el zócalo en su parte posterior, la cual no podía quedar vacía.  Para ello desarrolló algo muy original: durante la gestión de Porras se decidió aumentar a 9 el número de provincias de Panamá.  Por ello entrelazó a nueve mujeres escalonadas sobre un continuum de agua que fluye, para honrar el legado geo-político de Porras.  De izquierda a derecha leeremos:   Bocas del Toro.

P CHIRIQUI

Coclé

P COCLE

Chiriquí

P COLON

Colón

P DARIEN

Darién

P HERRERA

Herrera

P LOS SANTOS

Los Santos

P PANAMA

Panamá

P PROVINCIAS

Vista del zócalo posterior: alegoría de Panamá y sus nueve provincias, con la noción de oceanidad fluyendo del centro, que nos trae a la mente indirectamente el Canal y la función de tránsito y servicio.

P VERAGUAS

Veraguas

P1010829

Durante la administración alcaldicia de Mayín Correa, se cubrió de lajas la explanada, para, con su rudeza, realzar más el mármol.

P1010842

Como los otros casos, la hora del día define la vista general del conjunto.

P1010853

El monumento en sí, imponente, sencillo, sobrio, elegante.  Muy propio.  Sobre su base escalonada en forma de cruz cuadrada.

P1010858

Desde antaño se sembraron árboles de Pino Caribe, algún almendro y ficus, que se permitió crecieran libremente.    Gracias a ellos podemos ver una composición de paisaje cultural en armónica relación con la naturaleza.

P1010859

Esta plaza, realmente toda una obra de arte, es un oasis de paz y meditación.   Pueden verse los edificios que rodean, pero al mismo tiempo, quedan ocultos, de modo que el monumento no tiene que competir con los edificios más modernos que lo rodean.  El edificio a la derecha con columnas pintadas de colores es la sede de una de las obras porristas:  el Registro Civil.   Al fondo hacia el centro apenas se ve una pared pintada de salmón que es la Embajada de Cuba.

Panamá no es una capital americana pletórica de monumentos en cada cruce de calles, ni fuentes ni la combinación de ambos elementos.  No podemos competir con otras ciudades.  Nuestros monumentos no son ciclópeos ni aplastantemente masivos porque no se hicieron en los años ’30 cuando imperaba el estilo fascio, gracias a Dios.  Son más bien ligeros, esbeltos, verticales y paisajistas.  Los monumentos de vaciado en bronce que hiciera al inicio de la década del 2000 el escultor colombiano Lombana, curiosamente, inserta una ligazón con la obra de Macho: volúmenes precisos, figuras bastas, ausencia de preciosismos para, sin embargo, lograr un paisajismo al mirarse a la distancia.  Así lo vemos en el monumento Arias, el trío dedicado al 9 de enero de 1964 y el de Amador con bandera.

Esperamos que este recorrido visual, con mi interpretación personal del monumento a Belisario Porras, sea un invitación para que lo vengan a visitar.  La ciudad puede haber crecido mucho hacia el aeropuerto, pero las plazas y monumentos en la dirección contraria siguen allí, y son dignos de ser visitados y admirados por la familia completa.

Igualmente, tenemos el deber de revisar los nombres de personas que hicieron posible que Panamá sea lo que es hoy día, y hacer esfuerzos para que se les haga justicia mediante un monumento, ponerles su nombre a una calle, a una escuela.  Eso es deber de todos.

¡Saludos!

Anuncios

12 comentarios »

  1. Felicitaciones. Disfruté muchísimo esta lectura.

    Comentario por Rigus — 10 de noviembre de 2016 @ 1:38 PM

  2. Estimado Vladimir; pienso que sería muy provechoso para la educación cívica, colocar una placa en la Plaza Porras con su maravillosa interpretación del monumento a ese gran hombre Panameño. Muchas gracias por compartir sus conocimientos e inspiración.

    Comentario por Avatar — 14 de diciembre de 2014 @ 5:42 PM

    • Hola. Estoy a la orden para lo que se pueda. No creo que a nadie le interese hacer tal placa. La descripción del monumento por el propio escultor la he obtenido hace pocos días y no difiere mucho. Esto debería ser de interés para los familiares y entonces éstos ir a las autoridades para lograr la placa, o hacerla y pedir permiso para colocarla. Saludos.

      Comentario por Panahistoria: Panamá y su historia desde 1995. — 19 de enero de 2015 @ 12:17 PM

  3. Excelente y detallado análisis, gracias.

    Comentario por Irma Stella Sánchez de Barreiro — 4 de abril de 2014 @ 9:21 AM

    • Estimada Irma. Muchas gracias por sus cortas pero significativas palabras. Seguiremos en la lucha.

      Comentario por Panahistoria — 15 de abril de 2014 @ 1:26 PM

  4. Felicitaciones de un paisano desde España.
    Ezequiel Rodríguez

    Comentario por Ezequiel Rodríguez — 6 de enero de 2014 @ 6:39 PM

    • Muy agradecido. A las rdenes.

      Comentario por Panahistoria — 6 de enero de 2014 @ 6:46 PM

  5. Información muy interesante, nunca imagine que el monumento a Porras estuviera cargada de tanto simbolismo, mas allá de su imagen.

    Comentario por carlos arturo urquijo — 4 de agosto de 2013 @ 8:49 PM

    • Muy amable por sus comentarios. Aunque escribo de modo extenso, este blog me pareció una oportunidad valiosa para compartir el meollo de los datos con una sinfonía de imágenes para beneficio de todos.

      Comentario por Panahistoria — 6 de agosto de 2013 @ 2:29 PM

  6. Lo primero que me viene a la memoria en esta esplendorosa mañana, mirando desde su Exposición a la Bahía de Panamá, la cual sirvió de escenario a muchos de sus pensamientos, es que este bronce no sólo conmemora a este monumento histórico, que algunos llamaron en un tiempo “el elefante blanco”, sino también a un monumento humano que marcó muy profundamente la historia de nuestra sociedad.

    Comentario por silver price — 4 de agosto de 2013 @ 6:18 PM

    • Muchas gracias por visitar mi blog. En efecto, la idea es imaginar los hechos que ya pasaron actualizándolos hoy, sobre todo si se puede estar en el lugar de los hechos. Gracias a sus comentarios amables sigo con ánimo para escribir más cada día.

      Comentario por Panahistoria — 6 de agosto de 2013 @ 2:30 PM

  7. Excelente escrito estoy muy fascinada y nutrida.

    Comentario por Sergina — 1 de agosto de 2013 @ 11:28 AM


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

¡COMENTA ESTE ARTÍCULO! Es muy importante para mí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: