PANAMÁ Y SU HISTORIA por Vladimir Berrío-Lemm desde 1995.

29 de abril de 2014

LA POLÍTICA Y NOSOTROS. La enseñanza que aún no hemos asimilado.

Filed under: Panamá - Historia — Panahistoria: Panamá y su historia desde 1995. @ 1:44 PM

Por: Vladimir Berrío-Lemm

ANALFABETA MODERNO: ya le quitaron la piedra a la que estaba clavado con una cadena pero sigue allí por costumbre.

ANALFABETA MODERNO: ya le quitaron la piedra a la que estaba clavado con una cadena pero sigue allí por costumbre.

Chantaje muchas veces es hacer algo por una persona pero que ésta te de algo a cambio, cuando era tu deber hacer lo que hiciste.

Chantaje muchas veces es hacer algo por una persona pero que ésta te de algo a cambio, cuando era tu deber hacer lo que hiciste.

Puede verse la corrupción por cualquier ángulo: un día cansa y puede explotar la respuesta contra ella.

Puede verse la corrupción por cualquier ángulo: un día cansa y puede explotar la respuesta contra ella.

Sí, una simple conjugación puede hacer la diferencia entre una persona honorable y una corrupa.  Aplica eso a los gobiernos.

Sí, una simple conjugación puede hacer la diferencia entre una persona honorable y una corrupa. Aplica eso a los gobiernos.

Únete al club que distingue.

Únete al club que distingue.

 

Veo la TV, redes sociales, periódicos: política y cuasi-política.  ¡Casi basura!  Y cuando entro a las redes sociales en donde tengo presencia (Twitter, Linkedin, FaceBook…) hasta termino distanciado de familiares si no estamos de acuerdo con sus apetencias políticas del momento.

No veo la importancia de hablar mal unos de otros o de hacer notar lo bueno que es el candidato mío sobre el tuyo.  O si tu página de FaceBook o la de Twitter o Linkedin no está cool.  O bien gente peleándose por lo que dicen unas encuestas.  Lo lamento.  No me inspira.  Así me enseñaron mis padres y eso es lo que yo he potenciado durante mi vida.  Estoy educando a mis hijos de igual manera respecto de la política.

Mis padres y abuelos me enseñaron que hay que estudiar para no ser ignorante, y que se puede ser aristócrata del conocimiento y la Alta Cultura.  Y eso puertas de superación y contactos inesperadamente sorprendentes, maravillosas, efectivas y eficaces.  Conoces mucha gente bonita.

Me enseñaron que hay que trabajar preferible en lo que te gusta, pero si eso no se pudo, hacer tu trabajo lo mejor posible y sinceramente, tratando a los que te rodean laboralmente con una sonrisa, entendiendo que no somos amig@s sino compañer@s de trabajo.  Amigo, Amiga, son palabras sagradas que no deben darse a cualquiera.

Me enseñaron que no pidiera favores a pobres ni a ricos, a débiles o a poderosos, porque entonces alguien tendría la herramienta con que obligarme a hacer algo con lo que no estaré de acuerdo.  Que era mejor llegar al cementerio sin haber destacado en la vida (perfil bajo) pero también sin que nadie hable pestes de ti cuando ya no te podrás defender.

Me enseñaron que si hacía un favor a alguien, empezara a hacer muchas cosas por muchos días para olvidar que hice ese favor, y así no caer en la tentatio panamensi de “cobrarlo”.

Finalmente, me enseñaron que soy yo el único que puede cambiar al país, y si me atrevía, al mundo.   Esta última me la explicaron así:

“Que cada hijo de familia, correctamente formado EN LA CASA, no en la escuela, “nosotros”, somos los llamados a mejorar este país sin militar en ningún partido político, tengamos o no dinero, pertenezcamos o no a ese o aquel club, seamos débiles o fuertes, poderosos o insignificantes.  Una persona bien criada en casa tiene el poder de asimilar mejor lo que de bueno o malo le ofrezcan en la escuela y el colegio, y por ende, la Universidad.  Una persona bien criada y bien preparada está llamada a ser un buen ciudadano, y sólo con eso HACEMOS PATRIA todos los días.”

Mi padre solía añadir que “una persona bien formada y preparada es una persona que dejó de ser ignorante, y la ignorancia (la gran y verdadera brecha social) es el enemigo al que debemos vencer con la potencia de nuestro voto de persona de bien, sufragando todos los días por la honestidad y los valores; resguardando la urna de los ideales y las metas con una sana y limitada ambición.  Proclamando los resultados por todo lo alto mostrando al mundo a los hijos que traje al mundo y que se están convirtiendo o ya se convirtieron en otros agentes multiplicadores de la pandemia de buena-ciudadanía y educada-civilidad.  Anunciar entonces que he logrado dar a luz a nuevos aristócratas del conocimiento y los valores”.

Ya mi padre y abuelos murieron.  Ahora soy padre y no sé si llegaré a abuelo.  Pero lo cierto es que mi mayor preocupación es seguir ésos sencillos y ordinarios consejos familiares, haciendo esfuerzos para contagiar de ellos a mis hijos.  Sentir la satisfacción que mis hijos vayan por un lado de la acera y yo por el otro, y no vean a nadie señalarme como ladrón, estafador, vilipendiador, criminal o demagogo.

Le ruego a Dios con toda mi alma permitirme que al momento de ser depositado en la fría tumba de granito de mi familia con mis ancestros, a mis hijos no les den el pésame, sino una felicitación por haber tenido a un endeble ignorante por padre, que nunca vendió su conciencia a ideologías y corrientes, nunca renunció a sus ideales y que nunca tuvo problemas para conciliar el sueño todas las noches porque su conciencia no le remordía.  Que se supo arropar hasta donde la sábana daba y no se sentía humillado por pensar distinto a los demás.

Señora, señor, esa fue la escuela política que me enseñó mi padre y mis abuelos.  Eso, mis estimadas y estimados, es mi manera de ver la vida y la sustancia cómo veo el acontecer político criollo.  Si consideran que no soy parte de la Legión, estarán en lo cierto.  Soy la oveja negra de la familia.  Yo soy ese que no se alinea al mal gusto ni se codea con la mediocridad: un panameño, su servidor.

¡Cordiales saludos!

La cultura, lo que está más allá de la escuela, es la herramienta más letal para luchar contra la corrupción y los malos gobiernos.

La cultura, lo que está más allá de la escuela, es la herramienta más letal para luchar contra la corrupción y los malos gobiernos.

Hasta los niños notan cuando se miente diciendo una verdad.

Hasta los niños notan cuando se miente diciendo una verdad.

DIGA NO

JUSTICIA

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

¡COMENTA ESTE ARTÍCULO! Es muy importante para mí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: