PANAMÁ Y SU HISTORIA por Vladimir Berrío-Lemm desde 1995.

3 de mayo de 2017

ENVEJECER CON DIGNIDAD. Consejos de Vilardell.

Filed under: Panamá - Historia — Panahistoria: Panamá y su historia desde 1995. @ 8:05 PM

Transcribimos según escribió su autor.   Como toda obra humana, no es perfecto, pero ciertamente ningún humano lo es.   Luego, es potable.

*ENVEJECE CON DIGNIDAD*

Tengo 67 años. Soy Miquel Vilardell, médico de Borredà, vivo en Barcelona. Soy catedrático de Medicina en la UAB y jefe del servicio de medicina interna del hospital universitario Vall d’Hebron. Estoy casado y tengo dos hijos y cuatro nietos. Soy un liberal respetuoso.

*Respuestas y consejos de Vilardell*

A qué edad nos morimos?

_A los 82 años las mujeres, a los 79 años los hombres. Se trata de llegar a ese final sin depender de otros y sin molestar_

¡Eso es ser generoso! Cuidarse y prepararse para no molestar a los demás. “Envejece bien, quien ha vivido bien”, dijo Pitágoras. Y vives bien si piensas en los demás.

¿Qué es envejecer?

_Ir perdiendo capacidades, pero mientras puedas valerte… ¡envejeces bien!_

Pues envejezco bien.

Es el envejecimiento normal: vas adaptándote a paulatinas pérdidas. ¡Lo indeseable es el envejecimiento patológico!

¿Qué es un envejecimiento patológico?

_Un envejecimiento prematuro que te conduce a la dependencia._

¿Es muy frecuente?

_Se da en el 12% de los mayores de 65 años: consume muchos recursos públicos._

¿Qué ocasiona ese envejecimiento prematuro?

_Una enfermedad acelerada… o que esa persona no se ha cuidado bien. ¡Y esto depende de cada uno, es perfectamente evitable!_

No tanto si soy pobre…

Es verdad que el poder económico y un buen sistema sanitario público palían el envejecimiento prematuro. ¡Pero hay muchas otras cosas que puedes hacer!

Le escucho.

Haz ejercicio. Come de todo, en horas regulares y poca cantidad. Evita el sobrepeso. Duerme siete horas. No fumes ni te intoxiques. Mantén la presión arterial entre 8 y 12. Mantén el colesterol bajo…

Factores fisiológicos y psicológicos: hay circunstancias que pueden envejecerte mucho, como la muerte de un ser querido, el paro…

¿Algún consejo al respecto?

_Procura mantener siempre una actitud activa y positiva. Sonreír, reír. ¡Un día no reído es un día perdido!_

Otro consejo.

Cultiva tus amistades. Construye tu propia red social. Será tu soporte cuando seas mayor. ¡Esto es fundamental!

¿Por qué?

_Porque la soledad es la peor compañera: ensimisma, entristece, deprime, produce erosión cognitiva… ¡Te envejece!_

¿Tener amigos rejuvenece, pues?

_Sí. Y también tener siempre un proyecto: estudiar algo, practicar un deporte…Colaborar en una actividad solidaria._

¿Envejeces mejor si eres solidario?

_Sí, porque eso genera paz interior, tranquiliza el ánimo, te sientes bien íntimamente. ¡Trata bien a la gente de tu entorno, sé amable! Una mala cara no soluciona nada._

¿Por qué se da entre ancianos el síndrome de Diógenes?

_Acumulan como si así fuesen a vivir más. La lección es que sólo existe el presente si vives el día de hoy con la mochila ligera._

¿Con pocas cosas?

_Sí, y en un espacio sencillo, luminoso, alegre, cómodo. No recargado._

¿Cómo juegan amor y sexo en la vejez?

_El amor es imprescindible: permite vivir más intensamente. Importa la complicidad en la pareja, la ternura, ¡y tocarse…! El sexo puede expresarse en una caricia, un beso, no en aquel que tuvimos._

Cite un peligro al acecho del anciano.

Una caída. El anciano arrastra los pies… y ahí está la alfombra. ¡Fuera alfombras! Y desniveles, escalones, bañeras. Plato de ducha a ras de suelo.

¿Por qué es tan peligrosa la caída?

_A esas edades, una operación por rotura de fémur comporta riesgo de infección hospitalaria, urinaria, respiratoria, fiebre… y entrar en la cascada de la dependencia._

Prevengamos caídas, pues.

Use calzados cómodos. Al levantarse, hacerlo despacio para evitar cambios de presión y mareos. Y empuñaduras en el baño.

¿Jubilarse envejece?

_Sólo si esperas reconocimientos, recompensas, visibilidad: hay que acogerse a la propia red de amigos. Y no sentirse un estorbo ni caer en el “síndrome del mayordomo”_

Explíquese.

_No permitir que te haga nadie tus gestiones: ¡preserva tu autonomía! Y vive en tu propio espacio, o estorbarás. Y sufrirás: eso envejece. Por mucho que te quieran y te adoren… procura cuidarte tú.

Algunos se deprimen al constatar su decadencia física.

Preocuparse demasiado de la apariencia externa es infructuoso: lo mejor es velar por el interior, por un espíritu activo y positivo.

¿Cómo prepara usted su vejez?

_Voy despejando todo lo que pueda estresarme y me pregunto: “¿Qué quiero hacer?”_

¿Y qué se responde?

_Seguir recibiendo a pacientes y ayudar a otros con mi experiencia._

Resuma qué hacer para envejecer bien.

_Cuida de la propia salud, mima a la red de amigos, sé optimista, sé solidario, respeta a la gente del entorno. Y déjalo todo planificado para tu final: ceremonia, entierro, testamento. Dejar eso a los que se quedan es egoísta. Que nadie tenga que estresarse por tu causa ¡es la máxima generosidad!

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

¡COMENTA ESTE ARTÍCULO! Es muy importante para mí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: